31 mayo 2011

La chica que una vez encontró un erizo y lo adoptó como mascota

Un próximo libro, de folios en blanco

una cicatriz que acompleja al que la mira,

el ratón que pilla al gato

y le roba su comida.

Un arco iris en tus gafas de sol

un café en la terracita,

un atardecer de sábado…

un domingo en la Latina.

Un lunes de resaca

el dibujo de las aves migratorias,

una caricia a la manzana

un beso, sin palabras.

Un recorte de prensa ya amarillo

de tu artista favorito,

un ruido de tacones lejanos

un sueldo en el bolsillo

y los ladrones frotándose las manos,

una sábana de cirros

unos nubarrones dignos.

El maullido de un perro a lo lejos

un sueño despeinado por el viento

un pensamiento cargado de ron…

hasta que de repente aparece por sorpresa

la chica que una vez encontró un erizo

y lo adoptó como mascota.

25 mayo 2011

Silencios

Perdóname si callo

si no digo nada,

si en el horizonte cheposo

pierdo la mirada

y ni siquiera pienso más acá.



No me tengas en cuenta

el silencio… no es hablar de más,

la fiebre derrota las fuerzas, con ganas

y mis garras de manicura no te van a arañar.


Disculpa por lo que no escuchas

pero a veces me dejas sin palabras,

cuando en tus ojos brilla con frecuencia…

la ciencia cierta de la felicidad

la fórmula imposible, por fin despejada.

24 mayo 2011

El Escritor

Soledad del escritor

el cansancio, la fatiga

la mala expresión.

Y me inspiro…

… en el aire que respiro,

con la lluvia…

vendrán nuevos deleites.

Pajarillos que evaluan el silencio

la tosca tos

los silbidos sin alimento.

El paso del tiempo difuminado

en las sufridas hojas impares

¡habrá que completar el cuaderno!

Ideas que se acomodan vagas

tras la subida en blanco y negro

llega la furiosa bajada,

¿a quién escribir?

¿a quién darle mi mimo?

Escribir no es tan duro

como no saber qué escribir.