31 enero 2007

Salida Nula



Comprueba lo que sabes

Desordena tu orgullo,

Pedí tu teléfono y lo perdí

Ya no me lo quisieron dar.

Traga tu ansiolítico

No hay agua potable.

Tuve, plena libertad cuando nací,

Y mi momento incubadora

Fue mi punto álgido,

Por suerte, la familia creció.

Yo dejé los espejos y los retrovisores

Erguí la mirada sin mirar a nadie…

Seguí caminando sin tocar el suelo.

Doblé las esquinas donde me apetecía el azar

Llegué, a una de las ciudades invisibles

De Calvino, “La ciudad de los visitantes”

Donde el ser desconocido es el Ser supremo.

Enfermé de salud y de no saber estar por encima,

En un descuido escapé de la ambulancia

Y retomé sin pasado mi vida normal…

(que nadie entendía).

26 enero 2007

Adiós Tristeza



Desde que no nos vemos
los pájaros no echan a volar
se acongojan sin tu sentida voz.

Las heridas no cicatrizan sombrías
el corazón late más lento y seco,
las persianas ni se suben ni se bajan
las ventanas ya no atraen al viento.

Las miradas que se encuentran son perdidas
el guitarrista olvida todos los acordes
y a veces cuesta respirar la vida.

Sin embargo, tus canciones son eternas...
cada día tengo un rato para ti,
porque la mayor libertad que existe
es la de ser feliz aún siendo triste.




Poema improvisado a pie de tumba de D. Enrique Urquijo.

Gracias Flipa por fotografiarlo, sin ti estos versos no existirían.

23 enero 2007

EL Sendero de la Luna


Los pasos me lloran como ojos de gato
Me piden que vuelva para comprobar
Si cerré la puerta y apagué la estufa.
Una última mirada en el espejo, partimos…

Vamos donde va la gente que no es como tú,
¿por qué? Porque sí y ¿por qué no?
Al trote, con una herida en el costado
Dejando tu rastro de sangre en los botines.
(Pero nadie advierte las dunas del vacío)

Subimos al desmayo, el que nunca cae
Con una antorcha de tu tibia y tu camisa
A la pata coja, disciplina olímpica.

Rasgamos el aire, grasiento e intransitable
Esperando reconocer al mejor desconocido
Estás ahí, en el preciso instante incómodo
El único que te recuerda que sigues caminando
A cuestas con tus víveres de silencio y ruidos.

Se deshoja otro día mientras gotea el grifo
Te retuerces vencido en la cama estrecha
Te levantas a por agua y vuelves a acostarte.

Hay quién se apostaría a la ruleta rusa
Todo lo que tiene no teniendo nada
Si tenemos apenas… memoria para pensar en los demás.

Asumimos que es dura la vida y más dura la muerte
Y hay quién elegiría no haber nacido,
Y hasta de eso somos culpables
En el momento en que empezamos a andar.

17 enero 2007

El Duende


Cuando el otoño sacó las mantas del baúl y las hojas podridas de alcanfor cayeron lentamente de los árboles, el duende de la rama más fina apareció de repente sin que antes nadie… supiera de su existencia. Tiritaba porque en verano había pasado frío, sin embargo, empezaba a tener mejor color, y sus arrugas desaparecían día a día como si se estuviera haciendo más joven. No hacía nada, apenas se movía como un koala, se alimentaba de las miradas de los curiosos que se aglomeraban en los aledaños de su hábitat. El duende sonreía, podría decirse que estaba emocionado y que por tanto, era feliz. La incertidumbre y el boca a boca provocaron la llegada masiva de los medios de comunicación, y en menos de una semana desde su descubrimiento, el atrevido duende se convirtió en portada de telediario.- Se pueden imaginar que dicha fama es inmerecida, dado que no consta que alguien se comunicase con él para así asegurar su existencia y sus pretensiones.
El caso es que desde arriba se hizo presión para capturar al ser más increíble jamás contemplado. Mitad hombre, mitad animal; un pequeño ser mágico salido de un cuento, tan diferente a sus semejantes que eligió abandonar su hogar, aquel donde viven los duendes, para emprender su aventura en el tinglado humano y ser el primero en dejarse ver. Se podría pensar que es un mártir, así como no entendemos el idioma en el que se comunican ciertos animales. Se podría decir que su organismo necesita la imperiosa cercanía de los árboles para sobrevivir dignamente, dado que cuando fue apresado por una asociación protectora de animales mediante un dardo tranquilizante, el árbol cayó en desgracia como una casa abandonada, sólo que a él no volvieron ni los cuervos ni los búhos, y el duende… despertó una vez y cuando se dio cuenta de que no estaba encima de la rama más fina, sencillamente prefirió dormir y aún sigue, sin comer pero sin morirse, quizá soñando que todo ha sido producto de su imaginación, y que realmente él hizo bien todo lo que hizo, asumió su libertad y se aferró a ella, y luego como lo que contempló no le gustó, se durmió, quizás aburrido de pensar que no quedaba otra salida. Y es cierto, cuando la mayoría se pone de acuerdo no la hay, y no hay más que hablar porque digas lo que digas no te van a escuchar. Lo correcto es dormir aunque mientras no seamos duendes tendremos la obligación de despertarnos, para cumplir con las obligaciones que hacen que este mundo siga funcionando a base imponible de engaño y no con dinero como todo el mundo sabe.
Descanse en paz “el duende” que sigue bien vivo aunque está dormido.

14 enero 2007

INGRAVIDEZ PREMONITORIA

Allen, pensando si sube o baja


La vida gira en torno al eje lácteo
Desde la vía a la leche materna
Pasando por… de la mala, la mejor.

Son demasiadas las hojas de aburrimiento
Y desinteresada prensa rosa… que advierte
Que sólo observamos concentrados
La aguja del segundero, y esperamos impacientes
El momento de partir dejando lejos atrás.

Yo cuento las horas por risas,
Sollozo en almíbar acongojado lágrimas
De amianto a borbotones;
Porque en estos tiempos modernos
Estamos siendo igual de miserables
Que nuestros antepasados al seguir

Sometiendo a los calcetines con nuestro

sudor indomable.

Acaso mañana no pensaré que mi verdad
Es verdadera y no del todo correcta,
Lo cierto, es que alguien vendrá a subrayarme
Como yo te recuerdo viejo profeta…
Lo que dije y no hice, a veces siempre
Lo que sepulté pisoteando un esponjoso gusano.

Redimo los pecados de mi religión atea
Si tengo una buena arca para el próximo naufragio,
Si aquí mi secta de risueños ruiseñores
Con su canto roto y melancólico
Como el cólico de la lluvia sobre la áspera
Tierra, que da sus frutos para todos.

(pretexto)

05 enero 2007

El año del sombrero y otros modelos de Ray-Ban

Emocionado y agradecido Javitxu, retratado dignamente por Felitxu

No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino (Shakespeare)

Aunque comienza un nuevo año… cada vez más viejo, para mí todos los días tienen la misma importancia. No lo concibo de otra manera, siendo varón… no lo concibo.
Puede que lo que quede por delante sea un duro camino pero como cantaba Cecilia, “… el caso es andar…” Así debe ser, ascenderemos montañas como ciclistas a la pata coja, apurando la penúltima gota del último bidón de agua; aunque intuyo que podremos tomar aire, coger fuerzas, descansar a pierna suelta y disfrutar en las agradecidas bajadas.
Afrontemos pues las ilusiones si no dejaremos de soñar ni de ser realistas tampoco, como a medida que crecemos no hay que olvidar que tenemos un pasado, que fuimos niños en algún momento, que esa inocencia ha de ser o salir a veces, por ejemplo, a la hora de saber recibir regalos, atreverse a lanzarse al vacío o dar un paso al frente.
Por mi parte, sólo me queda esperar, seguir adelante sabiendo que a pesar de las deudas que quedan por abonar… voy a seguir invirtiendo, porque es mi cometido decir las cosas, tal y como creo que las pienso.
Se anuncian cambios, la hipnosis empieza a dar resultado.

Feliz año amigas/os