30 diciembre 2009


Ciegas mi nada, con una mirada... soy tuyo.

LLueve en la siesta de los labios

de mostaza y miel,

tras la tormenta en la que ofreces tu toalla.

No vamos a tirarla, si uno no quiere...

no habrá pelea.


Sólo noches de sábanas envueltas a un lado de la cama

y mañanas con la incógnita de saber qué será mañana.

Sólo metros a cara de perro que me ven pasar con el pelo mojado

y la sonrisa de saber que tu tren no ha pasado de largo.

Voy a recordarte con la melena desencajada

pidiéndome más, arañando mi espalda,

besándonos hasta rompernos un diente

y viendo cómo lo hacemos en el espejo.

Ciegas mi nada, en ésa mirada... soy tuyo.

28 diciembre 2009

Ve con cuidado,

A los sensibles nos afecta todo

aunque preferimos llorar a pelear.

Y contra eso estamos luchando

Por la paz.

Pero dependemos de dormir, no de soñar.

23 diciembre 2009

Está lloviendo y eso está bien,

¡igualdad de condiciones para todos!

Hoy los tristes van a sonreir.

22 diciembre 2009

Hasta aquí hemos llegado


Prometo no olvidarte

hacerte caso, cuidarme...

para que las noches no me hagan cumplir años,

y pueda mantener la derecha para no sufrir en el revés,

que vendrá.


Prometo olvidarme de ti

decir que sí a la que no se te parezca,

mejorar el decorado de la triste película

y no ser ficción, ser verdad.


Prometo que no juro

perderé la memoria pero no la cabeza...

al darme la vuelta por verte pasar en el pasado,

que siempre ha pasado.


Y prometo que no duele

no poderlo cambiar

si hasta aquí hemos llegado.


08 diciembre 2009

Nadie me va a ayudar a descifrar qué es lo que piensas

nadie se la juega por pasarme una chuleta,

cuando pareces estar en otra parte.

Nadie va a venderme un helado en el desierto

ni a tirar de tu cadena.

Nadie va a cambiarme como un cromo amor por puro sexo,

nadie se sabe de memoria las reglas de éste juego.

Y nadie, es demasiada gente.

17 noviembre 2009

Diez años sin Enrique

Ésa mañana hacía frío y encima llovía. Aún no he conseguido digerir aquel desayuno, el escalofrío de la noticia en la primera sesión del informativo, el de entonces, el de las imágenes de mala calidad que recuerdo nítidamente. Luego, un par de noches más tarde fuimos a la Riviera a ver a Calamaro. Te dedicó "Media Verónica" y otra vez se me pusieron los pelos de punta. Después del concierto vagamos por las viejas calles de Malasaña donde nos dejaste "Espíritu Santo". Al final, encontramos "La Vía Láctea", doblamos las esquinas todas iguales, abrazamos un pedacito de lo que fue la movida y entonamos tus canciones en nuestra primera gran noche madrileña. Hace tres años, fuimos al cementerio de la Almudena. A Antonio Flores le dejamos rosas. A ti, te improvisé éste poema a pie de tumba. Gracias Enrique, te seguimos añorando, gracias por el legado.

ADIÓS TRISTEZA

Desde que no nos vemos
los pájaros no echan a volar
se acongojan sin tu sentida voz.

Las heridas no cicatrizan sombrías
el corazón late más lento y seco,
las persianas ni se suben ni se bajan
las ventanas ya no atraen al viento.

Las miradas que se encuentran son perdidas
el guitarrista olvida todos los acordes
y a veces cuesta respirar la vida.

Sin embargo, tus canciones son eternas...
cada día tengo un rato para ti,
porque la mayor libertad que existe
es la de ser feliz aún siendo triste.


13 noviembre 2009

Aunque no lo crea

Mi pena es saber que no seré yo

el que te haga feliz.

Te veo sonreir y eso me vale.

Es la imagen que podré recordar el día que te vayas

buscando más, un tal vez que un quizás.

Harás, como si mañana fuera hoy

y finalmente mi valiente cobardía...

de tripas corazón.

Pensarás que esta vez, cuando se acaba no es una tontería.

Por si acaso, le saco brillo a las botas,

me despeino los estúpidos cabellos...

para que no me confundan con otro,

porque siempre estoy diciendo adiós pero nunca me voy.

Para que sepas que soy el único al que vas a querer,

aunque no lo crea.


23 octubre 2009

Armas de seducción masiva



El silencio me mata,

Como tu mirada cuando tumbada sobre la cama…

Sobran las palabras.

Debería decirte tantas cosas pero no se me ocurre nada,

Cuando mis manos son extrañas por tu espalda

Prefiero tus nalgas,

Y como el alpinista escalar por el valle para alcanzar tus montañas

E izar la bandera de mi lengua con tu lengua.

El silencio me mata,

Pero cómo definir lo que siento con la erupción del volcán…

Con el magma, la saliva, recorriendo tu cuerpo,

Cuando toda mi piel es el escalofrío del invierno

Y justo al momento… ya es primavera.

El silencio me mata,

Pero sólo escucho tus susurros mordiendo una oreja,

Y podría decir que a nadie le importan las guerras

En el mismo instante que otra vida te hace vivir

Llevándote al clímax,

Sobran las palabras… y todas las armas (de destrucción masiva).
Aquí dejo lo nuevo de Quique

27 septiembre 2009

El tacto de tu latido


El temor no es una mirada ausente

Ni el silencio tras las preguntas

Ni siquiera la tenue muerte que nos separará.

Eso, ya lo sabemos.

El temor es tenerte en mi cama y de repente

Despertar, no verte y pensar… que jamás,

Darme cuenta que sólo es… un sueño herido

O no volverlo a conciliar.

El temor es cuando te vas con la absoluta certeza

Que no es para siempre,

Caminar sin que estés a mi lado.

El temor es recordarte el resto del día

Impaciente porque llegue la noche…

Dónde esperas escuchar la llave del amor

Si es que existe,

Para darme ése primer beso de cereza y vainilla

Que será lo mejor que me pase en la vida.

El temor es confesarle al tiempo que no va a ser amigo mío

Si nunca va a hacer nada al respecto,

Si no puedo contarle ni a gritos ni al oído

Que no voy a sentir(te) si no es de la mano…

El tacto de tu latido.

02 agosto 2009

One more cup of coffee (for the road...)

A veces, tengo que pensar dos veces ya no la edad, sino cuál es mi nombre…


Cuando mi ocio es el vicio de dedicarme a tu ofrenda

Cuando espero sediento la próxima tormenta,

Cuando morir por amor es cuando te dejan

Cuando envidio a la sábana que cada noche te rodea.


Cuando pierdo todo lo que gano

Cuando le puede el quiero al puedo,

Cuando sonríes y no pides perdón

Cuando recuerdo todo lo que tenía olvidado.


Cuando dije lo que no dije

Cuando despierto y ya es de noche,

Cuando goleo en propia meta

Cuando me dan las gracias… de nada.


Cuando fumaba debajo del agua

Cuando te besan unos labios por sorpresa,

Cuando como, cago y duermo

Cuando en ningún sitio como en casa.


Cuando tu mano amansa a la fiera

Cuando el cielo se reduce a una cama deshecha,

Cuando las estrellas son las velas que se apagan al alba

Cuando tu perfume queda impregnado en la almohada.

01 agosto 2009

Alma Gemela

El búho nos espera


No te encontré en los anuncios de televisión

Ni en la barra del bar El Edén,

Y en las ojeras del metro no me senté a tu lado.

Siempre ibas… caminando por la otra acera

Y yo en la terraza, entretenido con los hielos machacados del mojito,

Pensando en plantar hierbabuena y en comprar un almirez.

Entonces creía que el mundo tenía el sentido de una caricia por el vello de mis brazos,

Aún dudo si éstas manos son las mías.

No puedo volar como un albatros

Ni observarte bostezar desde el acantilado,

Sólo alcanzo a frotarme las legañas y morir

Desesperadamente, por el primer trago de agua del amanecer.

Aquí, a veces te hallé, pero seguías durmiendo o ya estabas levantada

Y jamás, preparándote un café.

No mesaste mis pellejos como los viejos pensadores sus perillas,

No era ésta una filosofía de vida, pues sobraba

El sudor de las lágrimas y la mala sangre... de las heridas que no cicatrizan.

No te imaginé en los libros pero te persigo en las novelas policiacas,

No te vi en los desfiles de moda pero me saludas en las peluquerías

Y sorprendentemente, la cajera del supermercado, hoy fue casi amable.

No voy a estar cerca de conocerte en las noches de verano

Pero después vendrá Septiembre, y en toda depresión ha de quedar una sonrisa.

No te distinguí cualquier día de Sol pero te espero…

Para atisbar el atardecer de un lunes nublado.

No te encontré alma gemela… en los conciertos multitudinarios

Pero es que además, no te estoy buscando. Me queda la música.

02 julio 2009

Pensamiento en el metro

Porque todos fuimos Elvis y Michael Jackson

Enrique Urquijo y Antonio Vega.

Porque todos fuimos héroes en los cumpleaños

y hombres lobo en las lunas llenas.

Ojalá nunca tengas que elegir

entre el corazón y la cabeza,

y sobre todo, que no te duelan.

17 junio 2009

Ayer, 3 años de blog



Después de tres años... de blog se me hace muy difícil recordar todos los momentos. En internet, parece que haya pasado más tiempo, al menos una década. La realidad dio para mucho más de lo que en principio se me había pasado por la cabeza. No dejo de dudar en cada gesto, en cada palabra, incluso en cada paso, pero si algo tenía claro es que éste espacio sería como la mesita de un café con velas y música de acompañamiento , donde se sientan varios amigos a charlar los domingos por la tarde, donde refugiarse de una tormenta, donde compartir que la dura realidad es a veces placentera cuando un desconocido te da un abrazo, tal y como me sucedió hoy, dicho sea de paso.


No quise dejar de ser humilde y no se me olvida, a pesar que algunas veces otros quieran que así sea. Lo cierto siempre se refleja en la estadística, sé que nos leen de acá, y de allá, México, Argentina, Colombia, Chile, Uruguay, Bolivia, etc; la verdad, es que nunca lo habría imaginado. Recibo todos los comentarios con agrado, incluso los que dicen que como poeta soy una puta mierda… porque nunca voy a dejar afuera a la libertad de expresión e impresión, que existe.


Ya no soy practicante de la inspiración, y la verdad es que nunca he considerado que estuviera escribiendo poesía, sino textos más o menos mediocres con alguna filigrana. Por tanto, sólo me queda el trabajo, y en eso ando estos días de bochorno, adaptándome a la vida nueva, mirando lo que hice, lo que dejé impregnado en viejas agendas y cuadernos, decidiendo si merece la pena continuar. Lucharé por ello de todas todas.

Gracias por estos tres años, espero y deseo progresar adecuadamente. Un fuerte abrazo amigos.

14 junio 2009

Pasar la página


Quizá solo sea echarle un par


susurrarte que te escucho en el silencio


que te siento en la distancia,


que imagino que sonríes y con eso...


ya me basta, para tener buen día.


Cómo explicarle a mi pesar...


que es un cobarde, que no irá por ti,


que siempre digo que voy a buscarla


pero al final, me quedo en casa


rascándome la barba, atrapado en el sofá


como un féretro, porque a mi lado...


ya nunca estás.




Y quizá solo sea pasar pasar la página.

15 mayo 2009

Molinillo de charol

Salud a los muchachos que lo están celebrando

Sabrás que todo va a pasar

si no es así, tampoco importa,

un dia escuchando una canción me recordarás

y yo, quemándome los labios en un café de plástico

te añoraré. Así sea...

tal como llegaste aquella noche de verano en las Vistillas,

entre malabares... nuestra mirada.

Y como el mundo de repente dio mil vueltas,

nos atropelló... el huracán,

y cuando desperté, mezclabas la sal con el azúcar.

Besarte es el pulso que perdí a la eternidad

la puerta se cerró con un chirrido de misterio...

el ascensor se llevó mi final feliz,

aunque dentro encontré el molinillo de charol.

El que lucía mágico en tu pelo

el que dejamos olvidado, girando con el viento...

de la más bella y anárquica diosa, Pasión.

Nunca más nos volvimos a ver.

14 mayo 2009

San Antonio

Ésa es la canción!, la del patrón de los perdidos, aunque esta vez San Antonio Junio 13 no llegó. Diez años después! de la muerte de Enrique Urquijo, Antonio Vega nos dejó. Ya estarán cantando Desordenada habitación o Agárrate a mí María.

Sólo vi dos conciertos suyos, pero recuerdo el impresionante respeto y silencio que se le guardaba cuando iba a empezar a tocar. Nunca vi cosa igual en la sala Clamores. Y la fragilidad, y lo tremendo guitarrista que era... para sacar casi notas inalcanzables de piano.

Y recordé que después de uno de esos conciertos escribí algo en éste mismo blog, el 18 de junio de 2006, prácticamente al empezar. Y aquí lo dejo.



"Se ha escrito mucho y a veces se ha leído demasiado sobre Antonio Vega. Anoche le vimos, ajeno a la multitud, impasible pero emocionado al recordar quizá los palos del camino. Un poeta a la vieja usanza, preocupado exclusivamente por contar lo que siente en su mundo. Muchos fueron los malditos... Los incomprendidos forman parte de el atajo de los tardones (Rimbaud, Baudelaire, Modligiani, Van Gogh, etc); otros como Dalí y Dylan quedan fuera de esta selección porque Dalí sería el "presi" por loco sobrio y Dylan el "mister" por influencias, carrera y por sabio. Algunos vivieron más, pero no más de una vida, se dejaron el pellejo en cada trozo de arte, fueron rechazados en su momento pero se dieron la tremenda satisfacción de morir con las botas puestas, de ser fieles a sus principios notables, en protesta a la mierda de afuera. Muchos fueron famosos tras su muerte, muertes precoces a priori, muertes por mero aburrimiento que ya no soportaban, entonces, se dedicaron a su obra y le dieron prioridad absoluta, abandonaron su vida, creyendo que era el proceso normal de un genio, y así es, su obra perdurará. Lo bueno de Antonio es, que es de piedra ante las masas, te dice las cosas y te llegan como si fuera un cantaor de flamenco y aunque sin garra, también te golpean adentro. Parece que no sea tan tímido sino que su manera de interpretar es contundente y desesperada al entregar su alma a los cuatro vientos, a cualquier desconocido entre el público. Es genuina la fragilidad con la que escribe Don Antonio, la cara es el reflejo del alma. Se trata de un ser que está por encima del resto como puede estarlo Leonard Cohen que se refugió en un monasterio budista cansado de respirar, pisar, besar, conocer... excrementos a la vuelta de la esquina.
En cada poema hay que morir un poco, si no, no merece la pena. Y sobrevivir, y levantarse cada día es una nueva vida y mañana será mejor si hoy no fue un buen día.
Para mí, lo más difícil es hacer vida normal como si no os contara mis sensaciones más profundas, pero de momento prefiero vivir escribiendo un poco, sólo porque a alguien le hace bien leerme.


Debemos aplaudir a Antonio Vega, darle las gracias por su dedicación y desearle suerte en el trayecto."

10 mayo 2009

Lilí


Ahora, lloro. Pero estoy muy contento, mi gata ha vuelto.
Dear Bowie.
Esta noche me voy al Palacio de Congresos, va a ser un buen concierto de Calamaro, algún día escribiré algo sobre éste Dalí de la música, la única religión en la que creo. Les dejo una preciosa canción de Fito Paez (con Leonor), un genio

http://www.youtube.com/watch?v=mX5L3MzNEV4

Y luego... cuando los egos mueren, pasan estas cosas con los artistas

06 mayo 2009

Los trenes que nunca llegan


Vago sin destino por el tiempo fiero

entre los bostezos del pasado

y los recuerdos del futuro,

entre unas botas rotas y unos dedos

congelados aún por el invierno.



Salgo a caminar cuando nadie viene a buscarme,

nunca lo reprocho, yo tampoco voy,

cargo como la hormiguita sobre la espalda

un pedacito de pan y sé que no debo

sacar pecho y agachar la cara.

Huelo todas las flores, y dudo en blanco...

si me dan alergia, o es por culpa del tabaco

de la vida moderna... que cuando estornudo

no veo muy claro.

Hoy, menú diario en otro bar de viejos

repeinados con colonia,

hay paella y ensalada mixta.

Pero si me dan a elegir la última comida

pediría, callos con garbanzos;

llenar esta panza y olvidar a los niños pobrecitos

del África, sí me da reparo,

aunque si he de ser sincero...

ya no pertenecemos al género humano.

Ojalá llegue pronto septiembre

y se salte con pértiga enterito el verano,

sería la venganza por las tristes proyecciones

de cualquier día nublado...

que no espero milagros, solo sigo expectante

el desenlace... de otro mano a mano, por televisión.

Y si me sonríes pensaré que todo es extraño

me pellizcaré los pantalones por si hoy no me los puse,

te recordaré mientras viene el tren que pasará de largo

y ya en el vagón lo maldeciré... si va con retraso.

No me dí ni cuenta, pero estaba ahí.

02 mayo 2009

Lo sé


Estoy cómodo

desnudo bajo la noche malva,

acariciado por la suave palma de la aurora boreal

por supuesto... imaginaria

y no por ello menos real.

Como si el aire me pasara su pluma de pétalo

por todos mis sentidos, y por mi ombligo...

uno más, girando con el mundo.

Pero lo sé, no pido nada a cambio.

Estoy cómodo... (TBC)





Esta noche, a las 20:00 h Madrid-Barça y a las 22:00 h por La2 desde Jérez, concierto de Rebeca Jiménez, Ivan Ferreiro y Andrés Calamaro (comienzo de gira)

Y mañana, mi final soñada de la Euroliga, CSKA-Panathinaikos

01 mayo 2009

El Atajo de los Tardones


Al tajo que nos da el Guadiana

a los ahogados de la tierra tediosa,

a las novias a la fuga de Alcatraz

a los maridos de las mantis religiosas.

A los recuerdos que emanan de El lago azul

a los que bailan bajo la lluvia un requiem

a los adictos a la vida hasta la muerte,

a los que ganan la lotería sin jugar

a los valientes de la ducha de agua fría

a los que no son ni saben que no serán.

A la torticolis de la cama ajena

a los maestros de la infancia extraviada

a los que piensan en ningún sitio como en casa,

a las que muerden y queman los cubitos de hielo.

A los retirados que volvieron por amor al arte,

al arte, al amor, al arte y al amor por la música.

A los labios con ojos cerrados que me exploraron

a la mano de la palmadita en la espalda...

a la mía, que te la acariciaba mientras te quedabas dormida.

Al borrón del carboncillo que nos define

al trazo de horizonte en el que fuma tu mirada,

a las chepas que cargaron todo el peso del pasado

a las palabras que nunca dijimos... ni escuchamos.

A la sonrisa de ése alguien que se acuerda de algo

al momento cuando olvidas lo que estabas comentando.

18 abril 2009

El humo de la victoria

Me fumo el cigarro después de ti

aspiro el humo de tu sonrisa...

al fin que reposa, en mi pecho digno,

que me mata, porque me matas.

Aunque el cansancio me pesa

como la tierra sobre el ataúd,

puedo planear como el albatros

contemplándote lejos, si te vas.

Pero también estás aquí

recorriendo mi papel y lápiz

sin necesidad de borrar... nada de ti,

como cuando con tu tacto besas mi piel

también con tus manos,

como cuando con tu sueño te rindes

y me ilusiono por dormir a tu lado.



Los Aviones. Andrés Calamaro

16 abril 2009

La chica de la academia que se toma un café con leche y se fuma un cigarro antes que yo entre a trabajar

Porque hoy te saludé...

una próxima mañana de lluvia ya no estarás,

aunque te vea todos los días no te llegaré a conocer.

Me espías mientras te espío

tú a lo tuyo, yo a lo mío.

Me duras poco más que un cigarro

te consumes como el humo, en el aire de la vida,

te vas cuando te miro y estoy pagando mi café

cuando nos cruzamos por el camino.

Te quedas esperándome adonde me dirijo,

cuando llego... ya te has ido.

15 abril 2009

Los escombros de la casa de campo

A la orilla de las nubes llego, llegué

Vitriolo, sediento, cariacontecido

Lleno… de asombro ante la inmensidad de arriba y

Abajo.

El oxígeno es vital en el mar de altura

Si padezco el vértigo pero no lo tuve en cuenta,

Si compré los billetes y luego no me devolvían el dinero

Si no tuve más remedio que subirme al avión,

Porque también perdí las riendas del caballo y el tren

Lo dejé lejos, atrás y más lejos…

La vista de águila, mi puerto del Manzanares,

El Cigüela de la Mancha, honrada y porosa,

Y más ríos que bebimos en los bares.

Ahora tengo flato y siempre roto el corazón

Como si llevara unos zapatos nuevos que alguien pisa,

Ése alguien soy yo.

Yo que no soy de la quinta… siempre fui el cuarto de lo que sé

O un tercio de lo que sea

Que en la vida no debería haber patrias que exhiben banderas

Sino la razón, del que niega que vamos bien

Pateando los culos y las entrepiernas,

Por ahí, ¡qué os den! de comer y dormir.

Sí, no me rompo la camisa por falta de arte

Por los pacíficos ataques de risa que me dan…

Los que me dan la espalda y el pego del pegote sobrante.

Sí, perdimos los nervios… y también el aguante…

Aquí guerra y allí gloria al más caro de los precios.

Hay luna llena y no es fácil ser ser humano,

Prefiero al hombre lobo y al solitario hasta en la tumba,

El último escenario para una nueva vida

Al mando de gusanos sanguinarios… todo ruina.


y la versión más conocida http://www.youtube.com/watch?v=uhSYbRiYwTY

Resulta que hace 40! años de todo esto.

06 abril 2009

Mirando a los ojos

Pero ya crecí,
envejecí como la canción del verano
como la llave que no sabes que puerta abre
que conservas en tu cartera y que nunca usaste.
Porque derroché mi boleto ganador o mejor...
lo regalé confiado a la suerte que no busqué,
no sé dónde dejé aparcado el coche
quizá vine a pie y deba seguir caminando.

Pero ya crecí,
aprendí que todos los jurados son culpables
que lo mejor del día es levantarse...
contemplar el sol con todo su arte,
brindarte mi amargo mate sin gafas de sombra,
porque no todas las aguas son potables
si en el son me perdía con los ritmos de un corazón
que me pertenece tanto como me parte.


Al Maestro, mirando a los ojos ahí abajo del escenario, cuando apuntan los focos ciegos.


04 abril 2009

En buenas manos

El sol, el amanecer...
eso es lo que vale la pena,
la risa que va y viene
con los chistes de la hoguera.

Se cansó de sonreir el domador de fieras,
si no recuerda ya el momento
en que fue feliz.
Por eso llora, porque no llora.

El sol, el amanecer
eso es lo que vale la pena,
un regalo que abrí una vieja nochebuena
y todo lo que no aprendí...
pero emprendo cada día el Viaje sin retorno
al Centro de la Tierra.

Todo lo que olvidé
le hace bien a mi memoria.

Vivo siempre de alquiler
para sentirme como en casa,
a veces pienso en volver...
lo paso mal y se me pasa.

Nunca he dicho lo mucho que te quiero
será por eso... que lo escribo,
y no lo leo, porque igual lo digo.

Creo en ti, camarada o compañero,
¿cuántos años hace del beso de la muerte
y del abrazo para siempre?

Se cayeron grandes torres
se prendieron todos los bosques,
nos violaron huracanes, terremotos y fianzas...
y con internet descubrieron que el mundo no acababa.

¿Dónde estarán mis apuntes
y los libros prestados?

En buenas manos


22 marzo 2009

Un silbido desde el andamio


Tengo sed

de dejar de beber,

de volver a saber lo que se siente de veras

al decir, te quiero.

De llorar al ver en tus ojos lágrimas de alegría.

Tengo fé

en lo que no creo,

las guerras, el hambre, la enfermedad

y los celos,

en el sabor del botaca y la caña

del ladrón que me atraca el maldito dinero.

Tengo poca esperanza en muchos de los hombres

si sólo resalta la excepción,

si nos olvidamos del segundo puesto...

de los que cavaron los cimientos de la casa

donde creemos ser felices.

A veces, perdemos la memoria... y lo conseguimos.

17 marzo 2009

La ceniza de los polvos de talco


Volverás a sonreir


después del más crudo invierno, largo...


cuando un sol agnóstico y leve


te peine los ojos salados,


cuando la arena dore tu piel baño a baño.



Volverás a escaparte


en el desván de los años


buscando recuerdos, encontrando olvidados,


las fotos intactas, en blanco y negro,


y estrujarás como cruje un peldaño


las ropas que un día dejaron de valer.



Volverás al colegio


en la siesta de un domingo,


sobresaltada quizás por el examen


para el que no habías estudiado,


y regresarás a la cama desnuda


para vestirte del abrazo que duerme a tu lado.

Próximo concierto Candy Caramelo, Jueves 26 de Marzo. Sala Costello 21:30 h.

04 febrero 2009

Hielo en la copa del pianista


Habrá que tener escalofríos de Junio

Calentones de Diciembre… pleno el otoño,

Correr detrás del toro interior

Delante de la pista que te sigue,

Pellizcarle a la mano de tu sombra

Y tocarle el culo, y enseñarle un dedo.


Habrá que ser complejos números sencillos

Aplauso y flores… para el artista,

Lágrimas del árbol de la partitura

Tierra santa de la fruta prohibida,

Muelas del juicio de un dentista

Y todos los basureros de la ciudad.


Habrá que regalarle churros al marciano

Dos veranos para que nunca nos falten,

Martillos de juguete a los masoquistas

Caricias al ciego que no puede oir,

Pan al mendrugo más triste del mundo


Y un par de huevos…, ¡que no se los toque!

05 enero 2009

Como un estropajo/El mundo que está ahí fuera



COMO UN ESTROPAJO


Sé me heló el pecho, un instante

Como un estropajo cuarteado por el polvo,

Deshidratado, mustio de no usarlo en años.

Entendiendo que mi vida era sólo eso,

Ni siquiera una sonrisa, un brindis, un abrazo

Todo era mentira.

Lo sentí al despedirte un lunes de enero

Se te caía el moquillo, pero estabas hermosa,

Siempre el invierno te ruborizaba

Parecía otra cosa pero tan sólo era tu leve

Problema de capilaridad. Por el resto eras perfecta.

Torpe, nerviosa por la pasión de recibir una caricia,

Te tumbabas en la cama, esperando que te operara

Como un cirujano a corazón abierto.

No eras de palabras, yo tampoco

Disfrutaba orgulloso al escuchar tus historias

Y de vez en cuando te escribía un poema,

Mísero sí, pero hecho a mano, sólo para ti,

Con la misma incertidumbre del primer amor

Al recibirlo, ésa pasión que queda a veces tan lejana

Como las injustas noticias que llegan de la guerra…

Nunca finalizada. Ahora creo al decir que te quise.



EL MUNDO QUE ESTÁ AHÍ FUERA


El mundo que está ahí fuera

No entiende de amor, no en su mayoría,

El mundo que está ahí fuera

Se rasca las ojeras del siglo anterior.

El mundo que está ahí fuera

No tiene el tacto de tu espalda

Aunque sí mis manos ásperas.

El mundo que está ahí fuera

No sabe de ti y de mí en esta cama

Lisérgica y prohibida

Ellos tienen sábanas de seda pero están roídas.

El mundo que está ahí fuera

Camina con callos y grietas en los pies

No ve en su camino el horizonte

Si la esperanza se la lleva fétida el ocaso

Cuando llega un día nuevo y no amanece.

El mundo que está ahí fuera

No recuerda a los enfermos de lepra

Ni el abrazo de un niño con síndrome de Down.

El mundo que está ahí fuera

Consume tantas drogas para no dormir

Y para dormir… que se ríe cuando llora

Que se mea en los calzones ya cagados de antemano.

El mundo que está ahí fuera es un desliz que jamás contamos

Y sin embargo, no podemos olvidar,

No así como los años

Que jamás pasan por los dedos, fieles del guitarrista.

El mundo que está fuera

Vive ajeno al dolor de su propio pueblo

Al injusto llanto de la madre que perdió al hijo.

El mundo que está ahí fuera no es redondo definitivamente.