22 noviembre 2015

Vivir

Vivir, era no morirse,
dormir, soñar que todo es posible,
callar después de advertir,
que llegará la noche del día
que ya no tenga nada que decirte.
Vivir no era rebuscar en los cubos de basura,
y con suerte atinar
peladuras de patata carcomida…
generosas.
Vivir no era enfundar un arma
y caer desmembrado en una embarrada
trinchera… a la edad prematura
de nueve años.
Vivir no era permitir todo esto
y dormir a pierna suelta,
preocupados por el partido del domingo
y el próximo móvil que tienes en mente.
Vivir no era malvivir,
sino querer quererse
amar por primera vez, entregar el testigo
con compleja sencillez y al mundo,
recontar la historia como la hemos vivido…
con la firme mano de un sí rotundo.

04 agosto 2015

Todo Para Ti

Y si entonces estamos de paso…
¿cómo aspirar a no morir?
Inútilmente el ser humano habita lugares
que maldice con la rabia y la saliva de un dragón de Komodo.
Si tan solo somos animales sin el objetivo claro de procrear,
si buscamos el placer en el borde del precipicio,
si nos olvidamos al final de todo principio
y a veces demasiadas,
nos cuesta más que el dinero
soltar un te quiero sin que sea estornudo de alérgico,
jamás con los ojos abiertos.
Si he recorrido el camino sería aburrido volver
sin poco lo que tengo, mucho que ofrecer.
Si las canas van a quedarse a contemplar el horizonte conmigo,
si el viento me arruga las velas
y al momento me vuelvo a caer,
si chocara contra un iceberg
y el barco se hundiera,
quien pudiera sobre el agua mantenerse en pie
y ser piedra al mismo tiempo.
Si al final de los días, las noches y un nuevo amanecer
también naufragamos en tierra,
y el silencio es escuchar el segundero del reloj
mientras piensas en nada que a día de hoy

lo es todo para ti.

21 mayo 2015

El Tiempo Por Delante

El Sol esculpió a la mujer
con un barro boreal
y lluvia de agua de abril
al llegar la primavera.
Nos dio la vida un placer,
nos hizo una estrella fugaz,
quince minutos de fama.
Fuimos campeones del mundo
cada madrugòn de infarto,
soñamos con uno mejor y sencillamente…
dejamos de dormir.
Apagamos la vela
que solo volvimos a encender
una noche ya de cumpleaños.
Nos mareamos con el giro del planeta
y tropezamos con los adoquines,
al mismo paso que los pies
se endurecieron con la ternura.
Quemamos las malas hierbas
pero regamos las flores de plástico.
Huimos de nosotros mismos
para volver al punto de partida…

con menos tiempo por delante.

10 mayo 2015

¡CORRE!

No voy bien de cabeza,
tendrè que pensarlo con los pies.
Estoy bien si me dejas
aire limpio como a un coche de carreras.
Porque tengo dos caminos
que no quiero seguir
y me despierta lo desconocido.
¿Era ir o volver?
¿O volver a ir?
Todo empieza
cuando todo acaba,
y es difìcil hacerse a la idea
cuando todo es nada.
Vas a nacer,
vas a morir.
No estàn las respuestas
a la vuelta de la esquina.
La vida no espera.
¡Corre!

15 abril 2015

Somos

Somos un mismo cuerpo con paladares elocuentes. Sí, del silencio me arrepiento pero me callo por no soplar la maldad del huracán hacia tu espacio despejado. Somos un mismo ente que parte de donde viene y nunca sabe exactamente donde va. Me quedo en el mismo sitio por si quisieras tomar el asiento que te guardo si me levanto.
Somos sólo presente si presiento el pasado, somos toda la gente que no está a tu lado, somos sólo somos y dejamos de ser cualquier otoño verde, somos un mismo sexo si somos cóncavo y convexo. Somos un circuito cuadrado, un relámpago ciego, un muro enterrado, una maleza selecta, un veneno en la avispa a la que hemos picado, un libro editado que nunca fue leído, un gol en dudoso fuera de juego, una escopeta de feria, un nido de hormigas en la hora punta y en la noche… una cucaracha solitaria.

Somos lo que quieres ser de mayor, un escuadrón especialista de la vida, un cigarro que se nos va consumiendo. Somos pequeños dioses mal informados. Somos tanto y cada uno ¡tanto! que al final, no somos nadie.

03 febrero 2015

Al Trote

A pesar de los pesares
la existencia no será como la conocimos.
A pesar de los pesares
entre el latido de un niño
y la sabía respiración del anciano,
la pena durará hasta la siguiente borrachera
que siempre, alguien, estará azotando.
La calma no serán unas vacaciones
rebozados en la arena
ni una racha de un viento del norte
venido a menos...
sino el amor, que gemirá un orgasmo
cuando menos te lo esperas,
mientras dos ciegos se miran con las manos.
A pesar de los pesares
los herreros golpearán salvajes el martillo
volverán las oscuras golondrinas,
la tempestad me traerá la paz
en mis noches de tormenta,
y no así tu mirada de aquellos remotos ojos
adolescentes, con ganas de comerme a besos
y huir al paraíso de un mundo diferente.
A pesar de los pesares
los milagros ocurrirán cada mañana
cuando inerte vuelva a levantarme,
cuando se pronuncie el café corriéndose de vicio,
cuando exprima el zumo de mi media naranja,
cuando barnice mis botas con grasa de caballo,
porque tenga claro que el jinete
ha de seguir cabalgando… al trote.