15 agosto 2011

Condiciones Normales

En condiciones normales

ha sido el amor lo que cabía esperar,

no me siento ni mucho menos decepcionado.

La margarita siempre te deja

el pétalo par, cuando más le interesa,

y aunque te quiere

el viento te la arrebata.

Porque su jefe es el tiempo

el que por nosotros pasa.

Y si no, la suerte es su secretaria,

que al final, también te mata