29 abril 2010

Olvidarme

Siempre me quedo cuando me estoy yendo

a Buenos Aires, Reikiavik, Granada, Alicante,

donde pueda ser feliz, comer, dormir y olvidarme

de que tengo que volver.


Siempre me quemo cuando empieza a llover

y me he peinado,

cuando le he sacado brillo a los zapatos de claquet

porque he quedado contigo,

y eso mismo ahora es más que el deseo.


Siempre me temo lo peor por si no sale bien

para no sentirme de vuelta a casa como una roca,

que no ha dicho, que no ha hecho, ... nada.

Luego mis pasos tropiezan con las aceras

pero me río,

y en ése momento por fin consigo olvidarme de ti

y de mí.

25 abril 2010

La Sonrisa del Joker


Tu mirada es un alud de nieve candente,

que llega a ser lava...

y desnudo me resguardo en ella.

Un cielo generoso, de terciopelo

y media de rejilla

que es aurora boreal, que ciega la mía.

Un paisaje preferido que deleito

mientras duerme,

que es de noche porque el día...

va a saber de mi sonrisa.

24 abril 2010

La Última Cena

Ahora que has venido ya casi te vas,

debemos estar equivocados cuando dejamos escapar

lo que nos hace bien,

como despestarse cuando uno justo acaba de coger el sueño.


Van a pasar los días como quién enciende un cigarro,

al llegar la noche, al doblar la esquina

no vas a estar.

Pero he de admitir...

que por fin he logrado entender algo:

basta una mirada para que respirar merezca la pena.

Quiero conservar en mis manos el tacto de tu piel

y que no se me olvide de vez en cuando barnizar mi vida

como el brillo de tus labios.


Aún parece que te estoy viendo,

cómo te retuerces en la cama

y como después de la última cena buscamos la caricia

como el gato a su amo.

Yo aún te observo en silencio

mientras preguntas qué me pasa.

Perdóname pequeña pero no acabo de creérmelo,

aún estás aquí durmiendo a un lado, y al otro...

donde siempre dejas tu recuerdo.

Hay cera derramada... y al menos hoy

tampoco pretendo cambiar las sábanas.

22 abril 2010

O no

Y volverá el insomnio


o no.


Las horas de esparto


en las que no voy a despertar a tu lado,


el salto de la rana porque sin ti


no existe el príncipe azul,


ni hay ganas.


Cuando no estás,


parece que hubieras muerto


y yo también.

15 abril 2010

Troya

Me besas los párpados

Pero te veo,

Me murmullas algo con tu lengua

A lo que no pienso negarme…

En ése instante en que dos ciegos

Se enamoran.



Un hombre necesita cumplir con sus deseos

No debería permitirse nada más,

Nada menos,

Porque se puede tener todo

Para temer más que perder.

La felicidad es el gol de tu equipo

Hasta que el árbitro lo anula por fuera de juego.

Podrás maldecir a la lluvia…

Olvidar que cae del cielo,

Pero elegí sonreir con los ojos cerrados

Y los brazos abiertos,

Porque es mejor lo menos malo.