27 febrero 2011

Paloma

Es verdad que el día es largo sin ti

Como el pescador que zarpa sin saber

Si le devolverá la marea,

Como un vagabundo en la más gélida noche

como el que va a una muerte segura…

te recuerdo en tu ausencia.



Y es tu anhelo lo que me hace subsistir,

Volver a brotar como la hierba arrancada

Y a extender mis brazos

Como las ramas del árbol talado.



El tiempo a tu lado, pasa fugaz enloquecido

Como un oso en la miel

Como un coche en sentido contrario,

Como un sueño en la siesta abrazados

Donde es eterno… lo que vamos a vivir.



Despertar a tu costado es volver a nacer

Y morir es el instante en que mis ojos se desmayan

Por solo dormir.

No puedo, compararlo con nada

Ni con lo que aún no existe,

Ni tan siquiera… con el placer de terminar un texto

Al que ya tenía ganas.



Y debo afirmar

En el más extenúe horror de los dolores…

Que hasta de escribir dejaría

Porque ya encontré la poesía,

La paz, la libertad de compartir el viento contrariado…

Agarrado de tu mano, paloma mía.

07 febrero 2011

El legado

Dejé pasar lo correcto

Inventé mi camino

Deambulé en cables rectos,

Vacilé, cerré los ojos,

Di un paso adelante y dos atrás…

Al vacío.

Cambié los vicios por buenos

Sin cigarrillos de después

Olvidados en el cenicero,

Brindé por los que brindan

Con sus mejores deseos

Y mi deseo era únicamente

Que estés bien donde estés… Amén.

La duda no tiene precio

Ni los amigos que son familia,

Y si he de elegir… la palmadita en la espalda,

Mejor, que la otra mejilla,

El abrazo que tanta falta te hacía

Y llorar por nada pero de risa.

Voy a volver

A ser el tipo que nunca he sido

Más de dos días seguidos,

Y en mi legado brillará sin bostezo

El polvo afín, de todo lo vivido.