23 julio 2010

El perro de presa

Lo que el tiempo no da

lo que las palabras quieren;

basta tu mirada para hacerme sentir bien

y una sonrisa para abandonar el infierno,

el resto de stock acumulando polvo

en una estantería de una tienda que quebró.

Volver a saber del amanecer

y no correr más...

delante del perro de presa,

porque es verdad que esta vez

los golpes duelen,

y aún podré soportar que quizás

no llegue a cumplir mi sueño...

de hacerte volar.

06 julio 2010

Y ya está

Y ahora que me falta tu tacto

mi dedo en tu espalda,

el trazo,

¿para qué escribir?

Si mis días cumplen años

el absurdo es absurdo sin ti.

Tu vacío no lo llena el olvido,

pues no llega...

tras las noche amanece una cana más

y me afecta toda nada.

Y ahora que me falta tu respiro

soñando sobre mi pecho,

ya no voy por las aceras mostrándome el mejor

ando herido y cojeo

cuando no te veo,

cuando tu sombra no me hace sombra.

Y ahora que me faltas siempre es tarde

pero a nadie tengo que esperar,

aunque nadie me espera

y en la espera nunca he sido de esperar.

Con retraso... llego a tiempo

aunque he perdido el tempo,

así que dame tiempo o que éste

pida tiempo muerto...

y ya está