15 abril 2015

Somos

Somos un mismo cuerpo con paladares elocuentes. Sí, del silencio me arrepiento pero me callo por no soplar la maldad del huracán hacia tu espacio despejado. Somos un mismo ente que parte de donde viene y nunca sabe exactamente donde va. Me quedo en el mismo sitio por si quisieras tomar el asiento que te guardo si me levanto.
Somos sólo presente si presiento el pasado, somos toda la gente que no está a tu lado, somos sólo somos y dejamos de ser cualquier otoño verde, somos un mismo sexo si somos cóncavo y convexo. Somos un circuito cuadrado, un relámpago ciego, un muro enterrado, una maleza selecta, un veneno en la avispa a la que hemos picado, un libro editado que nunca fue leído, un gol en dudoso fuera de juego, una escopeta de feria, un nido de hormigas en la hora punta y en la noche… una cucaracha solitaria.

Somos lo que quieres ser de mayor, un escuadrón especialista de la vida, un cigarro que se nos va consumiendo. Somos pequeños dioses mal informados. Somos tanto y cada uno ¡tanto! que al final, no somos nadie.