15 julio 2014

No Fue Todo Nada

Volabas, tú siempre volabas
con la certeza a sabiendas que no
te pondrías de pie.

Soñabas, tú siempre soñabas
con ganar un mundial y ser lo más grande
que se puede llegar a ser.

Reías, tú siempre reías
con las manos y el prestigio de un mago...
hasta con tus bostezos me hacías reír.

Creías, tú siempre creías en ti
como creen los que saben, que piensan
que no hay más prudencia que nada saber.

Gustabas, tú siempre gustabas
elegante y sutil con la lúcida cara
en un lunes gris, que visita al psiquiatra.

Querías, tú siempre querías
visitar un país, de polizón en un barco...
y saltar el charco, como en tus primeros años.

Morías, tú siempre morías
por sentir cada día una nueva vida
tan lejos del tedio más serio del fin.

Volabas,
Soñabas,
Reías,
Creías,
Gustabas,
Querías,
Morías.

Pero no fue
todo... nada,
no acaba aquí.