23 octubre 2009

Armas de seducción masiva



El silencio me mata,

Como tu mirada cuando tumbada sobre la cama…

Sobran las palabras.

Debería decirte tantas cosas pero no se me ocurre nada,

Cuando mis manos son extrañas por tu espalda

Prefiero tus nalgas,

Y como el alpinista escalar por el valle para alcanzar tus montañas

E izar la bandera de mi lengua con tu lengua.

El silencio me mata,

Pero cómo definir lo que siento con la erupción del volcán…

Con el magma, la saliva, recorriendo tu cuerpo,

Cuando toda mi piel es el escalofrío del invierno

Y justo al momento… ya es primavera.

El silencio me mata,

Pero sólo escucho tus susurros mordiendo una oreja,

Y podría decir que a nadie le importan las guerras

En el mismo instante que otra vida te hace vivir

Llevándote al clímax,

Sobran las palabras… y todas las armas (de destrucción masiva).
Aquí dejo lo nuevo de Quique