08 septiembre 2016

Así la vida

Los amantes amanecen con los pies fríos,

los chicos estarán minimizando daños

muchos años, una tarde de domingo.

Quien olvida respirar y bosteza ante los crímenes

de publicidad es un asesino de su tiempo,

tumbado en el sofá, tocándose los huevos.

Mientras una estentórea carcajada invade en el bar

la magia de nuestra mirada… y el silencio colosal

solamente comparable al lamento de decirte la verdad

hasta cuando miento.

Siento que los brutos escupen la ciudad en cada gesto,

incendian sus mansiones para cobrar el seguro,

el futuro está obsoleto, es un arma cargada de Noviembre

en las manos de un niño convencido de la segunda enmienda.

Todos, como a la lejía, nos acostumbramos a la mierda,

llega un momento en que tu nariz de sumiller también se suicida.

Entre tanto excremento se sumó el infecto viento

a no querer salir de su guarida,

y con la cabeza gacha asumimos sin negarlo,


sin ni siquiera pensarlo, que es así la vida.

No hay comentarios: